Un libro y una historia con corazón Headline Animator

Seguidores

22-05-10

Mi abuelo fue una persona de otra época

0 comentarios
Reacciones: 
Mi abuelo fue una persona de otra época.
En mi forma de pensar cuando tenía dieciséis o un poco más, lo encontraba un poco egocéntrico, todos en casa nos preocupabamos de sus necesidades. Habiendo sido una persona de fuerte caracter, que mantenía la familia unida, las fiestas como su cumpleaños o el día de la celebración nacional se congragaba toda la familia en pleno en nuestra casa, osea su casa.  Yo por azar del destino estuve viviendo ahí por casi quince años. 
En aquella casa  que él construyó con sus propias manos.  Había trabajado por años en un pequeño negocito de verduras en un lugar perdido en el país. Cuando se tuvo que trasladar(casi una obligación) se costruyo su casa , varias piezas de bloques esparcidas  por un inmenso sitio lleno de chilcas(ramas que nacen sin que nada las pare ni siquiera la sequedad o el frío). 

Con su mujer, mi abuela, ya que todos sus hijos erán mayores. Se habían casado y vivían por su parte, excepto una hija, que les ayudaba trabajando para los tres. Con el tiempo ella también se casó y se quedó a vivir con ellos. 
El hecho de haber otro hombre en casa no varió su autoridad,con su manera de dar ordenes y consejos, mantuvo vivo el sentimiento familiar. Recuerdo la llegada poco a poco de familiares. Habiendo sido  seis hermanos y cada uno con tres hijos a lo menos y alguno incluso de muchos más, risas y gritos hacían de esos días unas vacaciones memorables. Sin contar los días calurosos, las noches templadas, jugar casi hasta el amanecer, mientras los adultos bailaban y comían.  Por supuesto las pelean también surgían, pero ahí salía la voz fuerte del abuelo para terminar todo entre miradas, como quien fue pillado en falta.  
La última vez que celebramos fiesta  fue hasta el verano antes de morir mi abuela.  Después junto con irse ella, se fue su fuerza, vivió muchos años más, pero solo miraba la vida pasar, no la vivía como antes. 

No valorice sus enseñanzas siendo joven, ahora con hijos y una vida a mi espalda me doy cuenta de lo formidable que fue. Gracias abuelito, donde quiera que estés.
Related Posts with Thumbnails